El tipo de imágenes pictóricas que realizo ha ido evolucionando a lo largo de los años, partiendo por un lado de un posicionamiento cercano al expresionismo abstracto, que caló hondo desde mis inicios, he ido depurando formas y transformando mi trabajo en una pintura contenida; Así, dando una vuelta de tuerca sobre el concepto expresionista de la mancha he llegado a una revisión del informalismo desde una ventana más racional y con el apoyo de la tecnología digital.

De discurso metapictórico y autoreferencial, la obra Sin título. Serie Pinturas encontradas, cuya puesta en escena es a la vez simple en su contundencia plástica y compleja en su concepto, vertebra una reflexión sobre la propia pintura desde ella misma, así como el proceso artístico sus posibilidades y limitaciones.

En esta pintura se materializa la contención de la expresividad en las formas que recortan la silueta de un fluido o mancha. De apariencia gestual, enlazan formalmente con una pintura directa y basada en la espontaneidad, aunque partiendo de ello, desarrollan una clara tendencia a la mímesis, a la simulación del gesto y su contención con la precisión del dibujo. Trazos congelados, traspasados por el tamiz infográfico en una suerte de hibridación pictórico-digital. Esta contención de la expresividad me ha llevado a superar los límites del lienzo. El espacio expositivo interviene para convertir la pintura en una instalación pictórica a través de las denominadas marañas o manchas negras.

Sin título. Serie pinturas encontradas. 2016 Pintura acrílica sobre lienzo y vinilo adhesivo sobre pared 195x180 cm.
Sin título. Serie pinturas encontradas. 2016 Pintura acrílica sobre lienzo y vinilo adhesivo sobre pared 195x180 cm.