Durante los últimos años llevo desarrollando un trabajo multidisciplinar relacionado con la naturaleza y la compleja forma que tenemos de estar y no estar en ella, de cómo sentimos, percibimos y nos entregamos a ella.

Establezco con la obra las dualidades y contradicciones que me asaltan, frágil/fuerte, denso/claro, saturación/alivio, ausencia/presencia, sufrimiento/gozo, y de cómo el paisaje puede ser aplicado al propio cuerpo, metáfora de un paisaje natural.

Actualmente trabajo en un proyecto de título “De macollades, arbres i altres històries” que se expondrá por primera vez en la Casa de la Senyoria d’Olocau en agosto 2017, y que es heredero de todo el trabajo anterior relacionado con la visión interiorizada de una naturaleza fragmentada (“Negro sobre blanco o el jardín soñado” y “Recortes de un paisaje”).

Desde 2015 colaboro con el Jardín Botánico de Valencia como comisaria del Certamen Ins-pirats y en la impartición de cursos. Mi material de trabajo es el recuerdo, las impresiones que van quedando en la retina, la idea de paisaje interior y exterior.

Utilizo mucho el dibujo porque es el medio que mejor se ajusta a la representación deseada, por la rotundidad del trazo pero también por la sutileza de la mancha.

El resultado es la recreación de una naturaleza imaginada, transformada por el recuerdo, una realidad fragmentada y construida sobre otra realidad. Busco la atemporalidad de las formas, y en ella implico al observador, desde la emoción primero, pero también desde la reflexión, para acabar haciendo suya la obra que entonces deja de pertenecerme.

Cuerpo y Cuscuta I. 2016 Barra grasa y conté rojo sobre papel. 70x50 cm.
Cuscuta epythum I. 2016 Barra conté roja sobre papel plegada. 50x70 cm.
Paisaje y Cuscuta. 2017 Barra grasa y conté rojo sobre papel. 120x150 cm.